Control de suspensión

A través de un banco de suspensión se hace una lectura del estado de la suspensión de los ejes delantero y trasero. Los datos se transfieren a un ordenador que calcula un valor medio de cada rueda por eje.