Me ha caducado la ITV durante el estado de alarma, ¿tengo que ir a pasarla?

Pasamos por un momento de gran incertidumbre provocada por el coronavirus, la pandemia que ha obligado a aprobar el estado de alarma en España y que nos tiene confinados en casa para evitar una mayor propagación. Hemos hablado de que en esta situación se limitan los desplazamientos a un puñado de excepciones como la compra de alimentos o acudir al trabajo. Pero, ¿qué pasa si me ha caducado la ITV justamente en este periodo?
Hasta hace unos días había mucha incertidumbre al respecto, pues algunos centros para pasar la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) seguían abiertos y saltaban las alarmas para algunos usuarios. ¿Ir a pasar la ITV a pesar de que no es un motivo de causa mayor y poder ser multado en el trayecto o circular con la ITV caducada y arriesgarse a la multa que eso conlleva? Ahora ya hay una respuesta clara: se suspenden los plazos para pasarla mientras dure el estado de alarma.

El Ministerio de Industria, Comercio y Turismo se lo ha comunicado a la Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración en la Inspección Técnica de Vehículo (AECA-ITV) con la finalidad de evitar un mayor número de casos positivos. La asociación ya lo había solicitado anteriormente, no hay que olvidar que son empresas privadas que dependen de las administraciones públicas. Incluso en Andalucía, Asturias o Mallorca ya se había aplicado a cabo esta medida.

Ahora ya se hace oficial la suspensión de los plazos para pasar la ITV en todo el territorio nacional mientras dure el estado de alarma, inicialmente hasta el 30 de marzo, aunque podría prorrogarse. Esta medida ha sido recogida por la disposición adicional tercera del Real Decreto 463/2020, la cual dice que “los plazos que imponga la administración para efectuar inspecciones quedan suspendidos”. Una medida excepcional para una situación excepcional que también va acompañada por el cierre temporal de todas las ITV de España.

No hay que olvidar que los plazos para los turismos eran pasar la primera ITV al cumplir los cuatro años desde la fecha de matriculación, a partir de ahí hacerla cada dos años hasta cumplir los diez y posteriormente pasar una inspección al año. Esto queda invalidado temporalmente por el coronavirus y se podrá utilizar el coche con la ITV caducada siempre que sea por un motivo justificado como los que hemos visto anteriormente. Las multas de entre 100 y 600.000 euros o un año de cárcel por saltarse el confinamiento en casa se mantendrán durante el estado de alarma.

Se trata de una situación similar a la que se ha dado con el permiso de conducir. A este respecto también se han paralizado los plazos de caducidad y no se sancionará a los que no hayan podido renovarlo por el estado de alarma que estamos viviendo. También es aplicable a otros documentos oficiales como es el caso del DNI, eso sí, siempre que las fechas coincidan, no vale echarle morro al asunto.