Qué pasa si te caduca la ITV durante el estado de alarma

Llevar el automóvil a la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es algo que seguramente todos hemos hecho alguna vez. Se trata de someterlo a un examen mediante el cual se verifica que cumple con las condiciones exigidas para su circulación en las vías públicas. Dependiendo de la fecha de su primera matriculación y del uso que tiene (particular o profesional), cambia la periodicidad con la que se debe pasar la revisión. Cuando el resultado de la inspección es favorable, se obtiene una pegatina que autentifica el buen estado del vehículo durante un periodo que oscila entre los seis meses y dos años. Normalmente hay que pedir cita previa para acudir a las estaciones de ITV, por lo que muchos conductores que tienen confirmada una reserva que coincide con el actual estado de alarma desconocen si deben llevar a revisar su automóvil, como habían acordado, o bien pueden demorar la visita durante los próximos 15 días.
La cuestión no es menor dado que circular con la ITV caducada es una infracción recogida en el artículo 65.4 de la Ley de Seguridad Vial que está castigada con una sanción económica de 200 euros, aunque no supone la pérdida de puntos del carnet de conducir. La Dirección General de Tráfico (DGT), responsable de la seguridad vial en España, no tiene la capacidad de pronunciarse acerca de ello, ya que la ITV no depende del Ministerio del Interior, sino del de Industria, que tiene transferidas las competencias a las Comunidades Autónomas.

Sin embargo, el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo de 2020, por el que se declara el estado de alarma, hace referencia en su disposición adicional tercera a la suspensión de plazos administrativos. En el punto 1 se establece lo siguiente: “Se suspenden términos y se interrumpen los plazos para la tramitación de los procedimientos de las entidades del sector público. El cómputo de los plazos se reanudará en el momento en que pierda vigencia el presente real decreto o, en su caso, las prórrogas del mismo”. Por lo tanto, los agentes de la autoridad no van a sancionar durante este periodo a los conductores que circulen con un vehículo que tenga caducada la ITV dentro de estos 15 días.
Andalucía y Baleares decretaron el cierre de sus centros de ITV, mientras que en otras comunidades se sigue el horario habitual o se actúa bajo servicios mínimos Por lo que respecta al funcionamiento de las estaciones de ITV, Andalucía y Baleares decretaron este lunes su cierre y Asturias anunció la suspensión de las revisiones durante dos semanas. En Catalunya, la concesionaria Applus emitió un comunicado informando que “por imposición administrativa” se veía obligada a cerrar las estaciones de Argentona, Granollers e Igualada. En el resto de instalaciones que tiene en la comunidad anunció la prestación de “servicios mínimos” únicamente en horario de mañana, es decir entre las 7 y las 14 horas.

Applus comunicó que en la Comunidad Valenciana, Aragón y Canarias mantiene el horario habitual de apertura y que en la Comunidad de Madrid lo hace tanto en la franja de mañana (9 h-14 h) como en la de tarde (15h-18 h), excluyendo sábados y domingos. En el País Vasco cerró todas sus estaciones.
El estado de alarma que vive el país, a la que se suma la arbitraria decisión sobre la apertura de las estaciones, está provocando confusión entre los conductores. En la estación de ITV Julián Camarillo, de Madrid, un empleado ha explicado a este medio que “si por lo general tenemos entre 12 y 15 coches a la hora que abrimos, hoy sólo ha venido uno: un taxista que constancia que en otras estaciones de la concesionaria y de la competencia la Policía Local de Madrid les había obligado a bajar la persiana.
A lo largo del lunes, la cuenta de Twitter ITV fue informando sobre el cierre de estaciones en diferentes puntos de la geografía española. Es posible que los centros que bajaron la persiana permanezcan inactivos durante los próximos días y que se les sumen otros.